En el día de ayer, martes 9 de Marzo 2020, saltaban las alarmas a la opinión pública sobre la celebración del festival Amanecer Bailando en 2018 por medio del periódico digital eldiario.es, seguido del magazine digital Techno Experience, sobre una supuesta deuda que tiene la promotora Family Club since 1995 con el ayuntamiento de Móstoles, supuesta deuda y alarma social creada sin haberse contrastado información, donde en ningún momento estos medios antes citados han sido capaces de ponerse en contacto con dicha promotora para contrastar informaciones, y las que, según nos informan desde la misma han emprendido acciones legales por el daño de imagen causado y acusaciones vertidas sobre ellos.

Durante todo el día de ayer hemos estado en contacto con dicha promotora, donde nos han explicado con pelos y señales el contrato de la celebración del festival, nos han enseñado documentos oficiales e incluso email donde queda reflejado que la deuda que estos medios se refieren no solo no existe, sino que es al contrario, supuestamente es el ayuntamiento de Móstoles quién aún no ha devuelto la fianza depositada por la celebración del evento, una cantidad que se eleva hasta los 60.000€, también compromisos que adquirieron como el pago por la cancelación de Kidd Keo, cuya cancelación fue por su alto contenido misógino y machista en sus letras asciende a más de 9.000€, tampoco se ha producido.

 

Según la información facilitada por el promotor de Family Club since 1995, donde ha expuesto una serie de documentos, la deuda que comentan dichos medios digitales supuestamente no existe, ejemplos citados como los daños creados en el parque durante la celebración del evento deberían haber sido abonados o subsanados por el seguro contratado para la celebración del mismo, ya que un evento con una capacidad para 40.000 personas no se puede celebrar sin un seguro de protección civil, y que actualmente, lo único que queda por cerrarse por parte de la promotora de aquel festival es la devolución de la fianza por parte del ayuntamiento. Además hemos de recordar, que dicha promotora, apenas dos meses vista de la celebración del evento, tuvo que cambiar la ubicación del festival dentro del municipio, con unos sobrecostes que nos informan ascienden a más de 150.000€, perdidas de contratos publicitarios, construcción de puentes dentro del recinto…

Para hacer un resumen, los intereses políticos nuevamente salpican a nuestra cultura, asunto que desde SharEmotions no nos hace ninguna gracia, ya que incluso en el titular de dicho articulo se nos señala directamente con el dedo, para empezar Amanecer Bailando NO ES UN FESTIVAL DE TECHNO, es un festival donde existen muchos escenarios y donde otros géneros entran también en escena, basta ya de señalarnos siempre con el dedo cuando algo sucede, además, es bastante curioso, porque el que os escribe este articulo tiene como costumbre leerse muchos periódicos digitales durante la mañana, y cada ver que me encuentro con un articulo sobre nuestra cultura, ya sea en El País, El Mundo, ABC… en un 95% de las ocasiones escriben Tecno, pero cuando alguien quiere señalarnos y culpabilizarnos es cuando se escribe correctamente… ¿curioso al menos no creéis?

Un festival de estas magnitudes traen muchos ingresos a la comunidad donde se celebra, ya que no solo son los ingresos de una taquilla o de las barras los que se generan, sino que todo el sector hostelero de la zona se beneficio del mismo, llegando a hoteles completos de ocupación, restaurantes, bares, tiendas de ultramarinos, taxis, autobuses… vieron como sus ingresos durante ese fin de semana aumentaron. Estos problemas en los ayuntamientos donde “el todo vale” con tal de dañar la imagen del partido político que lidera en ese momento, hace que inversores que tengan pensado trabajar en la zona se lo pienses dos veces, y repercutiendo negativamente en la economía no solo de Móstoles, también de las localidades colindantes que también se benefician positivamente de este tipo de eventos.

El equipo de SharEmotions Techno Magazine desea que todo este problema se subsane cuanto antes, y sobre todo, que no se intente ensuciar el nombre de nuestra cultura. El Techno, con h, es algo más que un estilo musical, es una forma de vida que miles de personas llevamos muy adentro y parece que a x personas les molestamos, no es de agrado que por intereses políticos o personales siempre se nos nombre en vano, repetimos, Amanecer Bailando no es solo un festival de Techno, y aunque así fuese, no entendemos porque nombrarnos cuando es un problema entre un promotor y un equipo de gobierno, ¿acaso si el festival fuese de reggaeton en el titular se hubiese nombrado? ¿recordamos algunos de los muchos casos de imprudencias con otros estilos musicales como el EDM donde ni siquiera se nombro la procedencia musical?